Amor y conjuros

  • Inicio    >
  • Amor y conjuros

Amor y conjuros

En primer lugar, debes saber que, en esencia, los amarres y hechizos para el amor buscan atraer a una persona. Con el objetivo de establecer o prolongar una relación afectiva. Recuperar el amor perdido, hacer que alguien se fije en ti o reforzar un vínculo de pareja.

En los hechizos para el amor se maneja la idea de que ambos miembros están en la misma sintonía afectiva. Es decir, ambos están en disposición de juntarse con la otra persona. Incluso, aunque no se conozcan. Se realizará entonces un hechizo, cuando no haya un impedimento u obstáculo conocido.

Por su parte, los amarres de amor requerirán eventualmente un poco más de esfuerzo. Bien sea porque buscan resolver un conflicto, recuperar un amor perdido. O eliminar la acción de terceras personas que interfieran en la relación de pareja. Malos amigos, infidelidades, familiares negativos u otros.

Al realizar un amarre, se concibe la idea de conducir la voluntad de quien se amarra. A favor de la relación con la persona que realiza la ceremonia. Mientras que un hechizo solo pretende reforzar un vínculo ya existente.

En el caso de los conjuros; son considerados como peticiones, oraciones o deseos que se emiten a viva voz. Sirven como conexión espiritual con las energías del cosmos, arcángeles, santos, arcanos. O con la fuerza misma de la naturaleza.

Existen algunos conjuros propios de una deidad y otros de índole personal. Al incorporarse en la ceremonia, serán los que definan el objetivo de la misma. Así podrán usarse conjuros de amor, de separación, de endulzamiento, de sujeción y otros.